¿Sabéis el dicho ese de pequeñita pero matona? Así es la nueva caja Irodori Kobako, el nombre es un poco raro si, no lo podemos negar, pero es que su contenido es ideal para amantes de la caligrafía.

Para estrenar esta caja y como viajeros que somos, hemos pensamos en crear una lámina mapamundi. Dedicada a todos los que no podéis decir que no a nuevas aventuras.

Así que vamos a por ello y demos la vuelta al mundo con acuarelas.

Materiales necesarios para lámina mapamundi:

– Caja Irodori kobako.

– El descargable del mapamundi, te lo puedes descargar aquí.

– La lámina base, que puede ser un papel de acuarela del tamaño que quieras, aunque si utilizas esta plantilla, lo ideal es A4. Es importante que tenga un alto gramaje, unos 300gramos, ya que vamos a mojarlo bien con agua y acuarela y tendrá que aguantar.

– Lápiz y goma.

irodori-1

PASO A PASO

Lo primero que debes hacer es un boceto del mapamundi, para ello te hemos proporcionado un mapamundi, así que solo tendrás que descargarlo, imprimirlo y calcar el mapa en el papel de acuarela.

irodori-2

Puedes ayudarte de una ventana para llegar a verlo bien o si tienes una mesa de luz mucho mejor. No hace falta que sea muy perfecto ni que aprietes mucho mejor un boceto suave.

irodori-3

Ahora es momento de utilizar las acuarelas que de la cajita, son 6 colores y son perfectos para combinar y experimentar entre ellos, aunque a simple vista parecen oscuros, te sorprenderán.

La caja también incluye un pincel con depósito especial para las acuarelas. En el depósito del pincel puedes añadir el agua y mezclar los colores de tus acuarelas. Y si todavía no has utilizado un pincel para acuarelas, no te preocupes, en este post te explico cómo va el asunto.

Así que, vamos a por el primer color, en este caso un el fucsia intenso.

irodori-4

 

Empieza por cualquier esquina del mapa y ve soltando color a medida que también dejas salir mucha agua. La acuarela debe estar bien aguada para conseguir este efecto y para poder ir mezclándola con el resto de colores.

irodori-5

Cuando tengas una parte en fucsia ya puedes ir a por el siguiente color. En mi caso, el amarillo, empezando por el final y llegando a juntar el amarillo con el fucsia para crear un color intermedio.

Si ves que hay mucho exceso de agua, puedes retirarlo con un papel y volver a repasar el color.

irodori-7

Seguimos con el amarillo, que juntamos un poquito con el fucisa, pero en seguida pasamos a mezclar con el verde.

irodori-8

Este verde maravilloso, se irá mezclando por un lado con el azul y por otro con el amarillo. Pero primero nos centramos en el azul e ir arrastrando bien el color para que quede un bonito degradado.

Cuando llega a la zona de Australia, añadimos un poco de fucsia, para que, mezclado con el azul obtengamos un morado bien intenso.

irodori-9

Y por último, retomamos el verde para mezclarlo con el amarillo. El amarillo es un color muy clarito y limpio, así que para que quede bien clarito y suave, el pincel tendrá que estar del todo limpio, sino siempre quedarán restos de verde (que en algunas ocasiones queda muy bonito, pero solamente si es lo que deseas).

irodori-10

Una vez tengas el mapamundi, tenemos que dejarlo secar muy bien. Ya que llega la hora de terminarlo con nuestra frase favorita para hacerlo todavía más bonito. Aviso que tarda un poquito, porque tenía mucha agua, así que un poquito de paciencia ;) 

irodori-11

Este rotulador es perfecto para conseguir tanto trazos gruesos como finos. Lo puedes utilizar en papel, cartón o todo tipo de papelería. Además es tan pequeñito y útil que lo podrás llevar junto a ti en todo momento. Yo siempre llevo uno en el bolso por ejemplo ;) 

Y lo haremos con el rotulador incluido en la cajita, el mangaka flexible. Es un rotulador con punta flexible, para conseguir ese contraste entre los trazos.

irodori-12

Y listo, ya tienes una original lámina que podrás poner en cualquier rincón de la casa, del estudio o para hacer un bonito detalle a esa persona tan especial que le gusta tanto viajar. ;) 

irodori-13

Y aquí ha acabado nuestra vuelta al mundo con la cajita Irodori Kobako, que es bien completita, ¿Verdad?  ¿Cómo ha ido la tuya?

Nosotros hemos realizado está lámina para estrenar la caja, pero las posibilidades de inventar y crear son infinitas porque en ella tienes todo lo necesario para que experimentes a lo grande y donde sea.

Ya has visto la cantidad de colores que salen con cuatro básicos, imagínate cuando empieces a aplicar el dorado que incluye :) 

 

Tanto si no tienes una marca como si crees que tienes la mejor del mundo, te invitamos a que te suscribas y te descargues nuestra guía con más de 20 páginas
sobre cómo crear, analizar y mejorar la identidad de tu marca en tan solo un día.

2 COMENTARIOS

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *